Consejos Dentales Educación bucal

¡Sonríe con confianza! Hoy te traemos algunos tips infalibles para lograr una limpieza dental óptima y mantener tu sonrisa radiante. Cuidar de tu salud bucal es fundamental para prevenir problemas dentales y mantener una boca sana. ¡Sigue leyendo y descubre cómo lograr una limpieza perfecta!

10 consejos para tu salud bucodental

1. Cepillado adecuado: El cepillado es la base de una buena higiene dental. Asegúrate de cepillar tus dientes al menos dos veces al día y que uno de estos cepillados sea con tiempo y concentración llegando a todas las zonas de la boca.

Utiliza un cepillo de cerdas firmes medio y una pasta dental con ingredientes naturales. Realiza movimientos suaves, que permitan la correcta limpieza del surco de unión entre diente y encía y no olvides limpiar también tu lengua para eliminar bacterias y refrescar el aliento.

2. Elige el cepillo correcto: En el mercado existen diferentes tipos de cepillos dentales, con diferentes tipos de firmeza: suave, media y dura. Si usamos la técnica adecuada, la textura del cepillo debe ser media, la suave la recomendamos para casos muy específicos como en post-cirugía. Por otro lado, un cepillo de dientes duro no le vemos mucha utilidad, por lo que no le solemos recomendar.

La forma del cabezal del cepillo también es importante ya que según lo que nos cueste llegar a las zonas mas posteriores elegiremos un cabezal mas grande o pequeño, de forma adiamantada o rectangular.

Una opción es tener dos formas de cepillos, uno con cabezal mas grande para las superficies anteriores y de fácil lavado y otro mas pequeño para llegar a nuestras últimas piezas donde el espacio se estrecha.

También es muy útil el cepillo eléctrico sobre todo cuando no tenemos la paciencia de quedarnos detenidamente en cada superficie.

Recomendamos como complemento el uso del irrigador dental, es muy útil cuando tenemos restauraciones en boca donde ni el cepillo, hilo dental y cepillos interdentales llegan y con el chorro de agua presión que emite limpiamos sin dañar las encías.

En todas estas técnicas, se requiere empezar por un orden para no olvidar ninguna cara, espacio interdental y encías.

3. Usa hilo dental diariamente: El cepillado solo no es suficiente para alcanzar todas las áreas interdentales. El hilo dental es tu aliado para eliminar los restos de comida y la placa bacteriana entre los dientes. Asegúrate de usarlo al menos una vez al día, deslizándolo suavemente entre los espacios interdentales.

4. Si tienes una correcta alimentación, tienes tu boca sana y cuidas de ella, no vemos necesario que utilices enjuagues bucales, ya que la mayoría tiene desinfectantes fuertes y alcoholes que destruyen tu microbiota oral buena, esa que te protege día a día. Los indicamos como tratamiento de choque cuando ya hay una enfermedad periodontal.

Recomendamos enjuagues naturales con esencias de orégano, tomillo; por su contenido de Timol y Carvacrol. Enjuagues con aceite de coco, sésamo, que si los mantienes en boca dos minutos haciendo movimientos y luego los escupes atrapa bacterias negativas para nuestra microbiota sin alterar las buenas.

5. Visita al dentista regularmente: Aunque sigas una excelente rutina de limpieza dental en casa, es fundamental visitar al dentista de forma regular. Un profesional podrá identificar y tratar cualquier problema bucal en etapas tempranas, además de realizar una limpieza profesional que eliminará la acumulación de sarro y manchas.

6. Limita el consumo de alimentos azucarados y procesados: Una mala dieta contribuye al desarrollo de caries y a la salud de tus encías. Las frutas enteras y las verduras crudas con fibra son alimentos que fortalecen tu encías y musculatura oral. Necesitamos en nuestra dieta alimentos de colores verde, rojos, amarillos, morados, violeta….. ricos en polifenoles y antioxidantes porque definitivamente la mala salud oral depende de lo que comemos.

7. Cuida tus hábitos: El tabaco es una de las principales causas de enfermedad periodontal. El café lo consideramos de gran beneficio para la salud pero en su justa medida si lo consumimos sólo, sin azúcar.

Casi todos los alimentos a lo largo de nuestra vida cambian el color de nuestros dientes como el mencionado café, té, salsas, cúrcuma, condimentos, verduras, vino, y estas manchas van a depender del tiempo que tarde en estar en contacto con la superficie del diente así que debemos enjuagarnos o cepillarnos en lo posible después de cada comida para evitar las manchas y la acidificación de la boca.

8. Cambia tu cepillo regularmente: Los cepillos dentales se desgastan con el tiempo y su eficacia disminuye. Reemplaza tu cepillo cada tres meses o antes si las cerdas están desgastadas o deshilachadas.

9. Presta atención a tu técnica: Asegúrate de cepillar todas las superficies de tus dientes, incluyendo las zonas de difícil acceso, como las muelas del fondo. Utiliza movimientos suaves y evita cepillar con demasiada fuerza, ya que esto puede dañar tus encías y el esmalte dental.

10. Sonríe y disfruta: La salud bucal no solo se trata de mantener tus dientes limpios, sino también de disfrutar de una sonrisa radiante. No olvides que una buena higiene oral contribuye a tu bienestar general y te permite lucir una sonrisa hermosa.

Recuerda, estos consejos te ayudarán a mantener una boca sana y una sonrisa resplandeciente. Siempre es recomendable consultar a tu odontólogo para recibir un asesoramiento personalizado y asegurarte de que estás cuidando adecuadamente de tu salud bucal.

Pide tu cita ya en Salud Natural One y pásate para tu revisión dental.

04 Mar, 2021

Qué es una endodoncia

Cuando acudimos al dentista y nos dicen que uno de nuestros dientes requiere una endodoncia, ¿sabemos lo que significa? Probablemente no sepamos mucho y solo conozcamos que tiene que ver… Leer Más
¡Estamos Disponibles!