Se habla mucho de aceite de coco para el cuidado de dientes por su acción antibacteriana pero lo que si recomiendo por el resultado que le aporta a mi cepillado diario, es hacer una pasta de aceite de coco con bicarbonato y con esta hacer un cepillado, ya sea el habitual o como complemento al que ya hemos realizado.

Es increíble como los dientes quedan súper limpios y la superficies muy lisas, el aceite de coco humecta las encías y atrapa microorganismos por su densidad y el bicarbonato aporta mucho, como agente de limpieza y su acción alcalina

No olvidemos que los microorganismos que forman la placa dental y la caries dental proliferan y hacen daño en un medio acido, y esta fórmula para el cepillado se me hace muy efectiva.

La consistencia de la crema ahora en invierno es ideal ya que el aceite de coco se mantiene sólido, con el aumento de la temperatura debemos mantenerlo refrigerado o si está muy diluido el aceite de coco, humedecer el cepillo dental con el aceite y agregar el bicarbonato por encima del cepillo.

Esta fórmula también la veo beneficiosa para los pacientes con encías retraídas o retracción gingival, ya que la suavidad del aceite nos permite cepillarnos sin hacernos daño y la placa se elimina más fácilmente. No olvidemos que una de las causas de la retracción de las encías es el daño que nos hacemos con el cepillo dental, para evitar la retracción de las encías, el cepillo debe de ser de una firmeza media, los movimientos del cepillado debe ser en forma de barrido, y  no empujar más la encía hacia la dirección que se está retrayendo. Prueba esta alternativa de crema dental y me gustaría saber tus comentarios

Abrir chat
Powered by